Ventajas Novedosas de la Captación Pluvial

Ya son bien conocidos los grandes beneficios de recolectar el agua de lluvia, como el ahorro de agua de la red de suministro o la reducción en el volumen de agua de escorrentía y del consiguiente riesgo de inundaciones (lo cual cobra importancia en latitudes con un régimen de lluvias tropicales, con intensidades muy altas, como es México). El artículo recién publicado (oct. 2018) “Análisis ambiental del aprovechamiento de aguas pluviales”  en la Publicación Internacional de Evaluación del Ciclo de Vida (The International Journal of Life Cycle Assessment) y de autoría española, con fondos de la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología de México (CONACYT) y del Ministerio de Ciencia e Innovación Español, aborda, mediante un Análisis de Ciclo de Vida y Análisis de Costes a lo largo del ciclo de vida, las ventajas competitivas de usar agua pluvial captada para usos domésticos, como el lavado de ropa. Las conclusiones son interesantes. Hay grandes beneficios asociados, particularmente una reducción de costes y de impactos ambientales gracias a la excelente calidad del agua de lluvia comparada con otras aguas extraídas de acuíferos o de embalses. El agua de lluvia se caracteriza por ser aguas blandas, libres de altos contenidos de minerales como la cal, lo cual hace posible un menor uso de detergente y suavizante en el lavado de ropa. De esta forma se reduce el impacto ambiental de los químicos incorporados en los detergentes. Otros factores a tener en cuenta para optimizar el sistema de captación pluvial son: la ubicación de la cisterna de almacenamiento del agua captada, que ha de estar lo más alta posible con el fin de eliminar o reducir los costos energéticos de estar bombeando agua; y la centralización del sistema para varias unidades de vivienda. Centralizar para ahorrar y para hacer viable la autosuficiencia y sostenibilidad en el uso de los recursos.

https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs11367-018-1535-8

 

Tendiendo Lazos entre las Ciudades y el Entorno rural

Como parte del Plan de Acción para la Implementación de la Agenda 2030, el Gobierno de España propone la creación de un contrato entre el mundo rural y urbano, con el fin de remunerar los servicios medioambientales y sociales que presta el campo a las ciudades.

“Es fundamental resaltar la enorme paradoja que resulta del hecho de que es en los territorios rurales -y por sus habitantes- donde se producen y se da soporte a los bienes fundamentales para el sustento de las necesidades básicas de toda la sociedad: los alimentos, el agua, la biodiversidad, las energías renovables o la captación de dióxido de carbono en los bosques y otros ecosistemas. La Agenda 2030 establece las bases para una adecuada remuneración de estos bienes por parte de toda la sociedad, lo que ha de formar parte del nuevo contrato social –en este caso, entre el mundo rural y el urbano. En la Agenda 2030, universal e integrada, no puede haber ciudades sostenibles sin áreas rurales sostenibles; es el territorio, en tanto que sistema urbano-rural, el que es sostenible o no lo es.” Hacia una Estrategia Española de Desarrollo Sostenible. Plan de Acción para la Implementación de la Agenda 2030

Confort Acústico como parte esencial de la Calidad Ambiental Interior

Además de la calidad del aire, que consiste en la proporción adecuada de oxígeno y CO2, y del contenido de vapor adecuado, para una calidad ambiental óptima, es necesario lograr el confort térmico, visual y acústico. El confort visual, según mencionábamos en otro artículo, depende del nivel de iluminación y del acceso a la luz natural. El confort térmico tiene varios parámetros ambientales y personales que podemos medir y evaluar para una sensación térmica neutra, como veremos en otro post; pero hoy me gustaría mencionar el confort acústico, que consiste en la ausencia de ruidos y en unos niveles sonoros aceptables para la actividad que se está desarrollando. En determinados ambientes donde hay mucha aglomeración de personas hablando, también es importante cuidar el tiempo de reverberación, que básicamente depende de la rugosidad y porosidad de las superficies de los acabados (suelo, techo, paredes) con el fin de que el sonido no se amplifique y se convierta en ruido ambiental. Esto ocurre en muchas cafeterías y en algunas aulas o salas de trabajo colaborativo, en colegios y en oficinas.

Algunas normativas, como la Norma Mexicana de Edificación Sustentable (NMX-AA-164-SCFI-2013), prestan mucha atención al confort acústico. Además de referir a la NOM-011-STPS-2001 (actualizada en 2017), fija unos niveles sonoros máximos según el tiempo de exposición al mismo.

En general “el diseño acústico de la edificación debe generar condiciones acústicas que no excedan de 65 decibeles de valor promedio y de 0.5 segundos de tiempo de reverberación”. Además, regula la emisión de ruido en ciertos edificios (como discotecas o salas de fiestas) hacia el exterior, que debe ser ≤ 70 dBA entre las 10 y las 22 horas, ≤ 60 dBA entre las 22 y las 10 horas.

El Código Técnico de la Edificación de España (CTE) cuenta con un Documento Básico de Habitabilidad que aborda el tema de Protección frente al Ruido. Su objetivo es reducir la transmisión del ruido aéreo, del ruido de impactos y del ruido y vibraciones de las instalaciones propias del edificio, así como limitar el ruido reverberante dentro de los espacios habitados (https://www.codigotecnico.org/images/stories/pdf/proteccionRuido/DccHR.pdf).

Hoy en día los smartphones son una valiosa herramienta que nos puede ayudar a medir los niveles sonoros a los que estamos sometidos en nuestras actividades rutinarias. Hay aplicaciones gratuitas que se pueden descargar para este fin.

Confort Visual en Oficinas

¿Qué tal es la calidad ambiental de tu oficina en cuanto a confort visual? ¿Qué niveles lumínicos se alcanzan? ¿Trabajas con luz natural o luz artificial? Tanto la falta de luz natural como el exceso de la misma son perjudiciales para tu bienestar y productividad. Se recomiendan entre 300 y 3000 lux como niveles óptimos de luz natural en una oficina. Puedes descargar aplicaciones gratuitas en tu smartphone que te permiten medir los niveles de luz. En los proyectos, realizamos cálculos lumínicos y simulaciones con el fin de asegurar que los niveles van a ser adecuados.